El cortijo de la solidaridad

Antonio Vílchez, “El Holandés” como se le conoce en Huélago por su pasado emigrante, ha visto como en un abrir y cerrar de ojos su estado de ánimo pasaba de la más desesperante desolación a la más incrédula admiración por unos vecinos que le han dado todo para poder continuar con sus sueños.

El pasado 16 de febrero Antonio Vílchez comprobaba como años de duro esfuerzo y sacrificio acababan calcinados tras un despiadado ataque vandálico en el cortijo que posee en los llanos de la Estación de Huélago. El panorama no podía ser más desolador, mobiliario, paredes, techos, puertas y un sinfín de enseres y pertenencias personales carbonizadas por un incendio provocado con la única intención de causar destrozo sin motivo alguno. Las circunstancias de los hechos y los pruebas dejadas por los autores en su huida parecen apuntar a ello, según fuentes de la Guardia Civil, quienes además indicaron que posiblemente contaron en todo momento con información cercana sobre los accesos a la finca y la ausencia de su dueño en la misma.

El lamentable acontecimiento ha provocado gran consternación y rechazo entre los vecinos de Huélago que no concibe que alguien de ellos haya podido tomar parte en el asunto. Antonio Vílchez, concejal por el PP en la localidad, ha sido siempre muy querido entre sus vecinos por su entrega y sacrificio. Por ello cuesta creer que alguien pueda tener alguna razón para hacerle daño. Con la esperanza puesta en que todo se deba a un infortunio producido por delincuentes de otra localidad, los vecinos de Huélago se volcaron con Antonio Vílchez para mostrarle su apoyo y reparar los destrozos provocados por el incendio.

Todo lo que el fuego se llevó, lo devolvió la solidaridad de un pueblo entregado con los suyos. En un par de jornadas de trabajo colectivo el cortijo de Antonio Víchez volvió a ser el mismo de siempre, con el añadido de haberse ganado un sitio en la historia de Huélago, como testigo del ejemplo de una sana vecindad, que en los tiempos que corren, sabe dar ejemplos de civismo.

Más sobre el hecho en otros medios: Huélago se vuelca con Antonio

Deja un comentario