Geografía de Huélago

Localización de Huélago

Huélago está situado en la parte Norte de la provincia de Granada y al NE de la capital, de la que dista 53 Km. Administrativamente depende del partido judicial de Guadix, a 30 Km de la población. Su término municipal tiene una extensión de 32,79 Km², lo que equivale a una superficie de 3279 Ha. El núcleo de población se sitúa a 913 m. de altitud sobre el nivel del mar y se ubica en una depresión atravesada por un arroyo que lleva su nombre, y que a su vez es afluente del Fardes.

Huélago limita al Norte con los términos municipales de Moreda, Pedro Martínez y Fonelas. Al Sur con Darro y Belerda. Al Este con Fonelas y al Oeste con Moreda.

Geografía

La formación de Gorafe-Huélago ocupa una parte central en el sector occidental de la Depresión de Guadix-Baza, y corresponde a un régimen de depósito lacustre. La relación entre dicha formación y la formación de Guadix es por cambio lateral de facies, constatable en los cortes de los ríos Gor y Fardes.

Las cuatro formaciones mencionadas se desarrollaron en el Plioceno, por tanto, la formación Gorafe-Huélago, al igual que la formación de Guadix, comprende todo el Plioceno y el Cuaternario hasta el Riss y Würm Superior.

Con respecto a la hidrografía y relieves, conviene mencionar que el término municipal de Huélago está atravesado de SO a NE por el barranco de Romailique, que más abajo del núcleo urbano se une al arrollo de Huélago, que se prolonga por el término municipal de Fonelas, hasta su desembocadura en el río Fardes. Al arrollo de Huélago van a parar el mencionado barranco de Romailique, con nacimiento en Darro, el barranco de Casilla, que se une al de Romailique, el barranco de la Partición, que nace en Moreda, y el arrollo de las Cuevas. La rambla del Tejar discurre por la parte SE de Huélago y se prolonga después por tierras de Fonelas. Por lo que respecta a las fuentes, destacan la de la Pocilla y Fuente Alta, ambas utilizadas para riego.

Este término presenta una morfología geológica muy acusada y abrupta, destacando la forma de malas tierras, con paisajes típicos de cárcavas, barrancos y ramblas. Como elementos esenciales de su relieve destaca el Cerro de la Torre con 1.031 metros de altitud, y el Cerro Buzao con 1.099 metros de altitud, así como toda una serie de lomas y llanos: Lomas de las Granjas, Loma del Pino, Loma de Altamira, Loma de las Mesillas, Llano del Puntal, Llanos de Arana y Llanos de la Estación de Huélago.

Desde el punto de vista climatológico, Huélago se enclava en una zona sometida a una alta continentalidad, con características claramente mediterráneas, siendo su clima frío en invierno y benigno en verano. Su régimen de humedad, la duración, la intensidad y situación estacional del período seco, lo definen como mediterráneo seco. Su temperatura media oscila sobre los 10°C. Las precipitaciones pluviométricas anuales son bastante irregulares oscilando entre 300 mm y 600 mm.